Publicado en Sin categoría

Día Mundial del Teatro

Este viernes, 27 de marzo, se celebra el Día Mundial del Teatro, una celebración que este año tendrá en España un significado muy especial debido a la actual situación de excepcionalidad que vive el país.

Para esta celebración de 2020, el Mensaje del Día Mundial del Teatro lo firma Shahid Mahmood Nadeem, periodista paquistaní, dramaturgo, guionista, director de teatro y televisión, y activista de derechos humanos. Reproducimos a continuación la traducción al castellano del texto (versión resumida).

El teatro como santuario

Al final de una representación de la obra de teatro de Ajoka sobre el poeta sufí Bulleh Shah, un anciano, acompañado por un niño, se acercó hasta el actor que había interpretado el papel del gran sufí. “Mi nieto no se encuentra bien, ¿podría bendecirlo?”, dijo. El actor se sorprendió y contesto: “No soy Bulleh Shah, solo soy un actor que interpreta el papel”. El anciano entonces contestó: “Hijo, no eres un actor, eres una reencarnación de Bulleh Shah, su Avatar”.

De repente, se nos ocurrió un concepto completamente nuevo de teatro, donde el actor se convierte en la reencarnación del personaje que interpreta.

Explorar historias como la de Bulleh Shah, historias como ésta existen en todas las culturas y pueden convertirse en un puente entre nosotros, los creadores de teatro, y una audiencia desconocida pero entusiasta.

Mientras actuamos en el escenario, a veces nos dejamos llevar por nuestra filosofía del teatro, en nuestro papel como precursores del cambio social a veces dejamos atrás a gran parte de la comunidad.

En nuestro compromiso con los desafíos del presente, nos privamos de las posibilidades de una experiencia espiritual profundamente conmovedora que el teatro puede proporcionar.

En el mundo de hoy donde la intolerancia, el odio y la violencia están en aumento, nuestro planeta se está hundiendo cada vez más en una catástrofe climática, necesitamos reponer nuestra fuerza espiritual.

Necesitamos luchar contra la apatía, el letargo, el pesimismo, la avaricia y el desprecio por el mundo en que vivimos, por el planeta en el que vivimos.

El teatro tiene un papel, un papel noble, debe dinamizar y hacer avanzar a la humanidad, ayudarla a levantarse antes de que caiga en un abismo.

El teatro puede convertir el escenario en un templo, el espacio de actuación, en algo sagrado. En el sur de Asia, los artistas tocan con reverencia el piso del escenario antes de pisarlo, una antigua tradición en la que lo espiritual y lo cultural estaban entrelazados.

Es hora de recuperar esa relación simbiótica entre el artista y el público, el pasado y el futuro. Hacer teatro puede ser un acto sagrado y los actores pueden convertirse en los avatares de los roles que desempeñan.

El teatro tiene el potencial transformador de convertir la escena en un santuario y ese santuario en un espacio de actuación.

Mensaje íntegro

Haz clic para acceder a WTD_2020_ES_Message_Shahid_NADEEM.pdf

 

 

Instituto Internacional de Teatro ITI. Organización Mundial para las Artes de la Escena.

https://www.redescena.net/noticia/6873/mensaje-del-dia-mundial-del-teatro-2020-27-de-marzo/

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Sin categoría

Música sacra por Navidad : Delphine Galou

Tras el extraordinario éxito de “Agitata”, galardonado en 2018 con el prestigioso Gramophone Classical Music Award en la categoría de mejor recital, la Accademia Bizantina, Ottavio Dantone y la contralto francesa Delphine Galou, abordan su segundo proyecto discográfico conjunto: dos discos en los que interpretan música vocal sacra y profana para contralto de Vivaldi, que evidencian las conexiones entre ambos repertorios.

Se trata de los volúmenes 59 y 60 de la legendaria colección The Vivaldi Edition en el sello francés Naïve Classique: “Musica sacra per alto” (vol. 59), que además de la conocida Salve Regina, incluye dos introdutioni, “Filiae maestae Jerusalem” y “Non in pratis”, el Hymnus “Deus tuorum militum”, con la participación del tenor Alessandro Giangrande,  y el Concerto in re maggiore “Per la SSma Assontione di Maria Vergine”, interpretado por  Alessandro Tampieri. Y “Arie e cantate per contralto” (vol. 60), con las cantatas Cessate, omai cessate, O mie porpore più belle, Qual in pioggia dorata, y arias de las óperas Tito Manlio, Tieteberga, La Candace o siano li veri amici, La verità in cimento e Il Giustino.

La Accademia Bizantina y Delphine Galou graban música sacra y profana de Vivaldi

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Sin categoría

Una ventana para la rehabilitación

Cualquier cosa es bienvenida para mitigar el sufrimiento y el estrés generado por la enfermedad, ya se trate de familia, amigos o flores.

Subí a ver una paciente a la habitación y me encontré con este ventanal (ver imagen destacada) repleto de orquídeas. Era el cumpleaños de la compañera de mi paciente y la familia parece que se había puesto de acuerdo para felicitarla con orquídeas.

La experiencia hospitalaria representa un desafío importante a la capacidad de adaptación del paciente. Un buen número de personas logran superar la difícil situación que supone encontrarse enfermo y fuera del seguro ambiente cotidiano. En cambio, otros fracasan en su lucha contra las tensiones psíquica y física que deparan la hospitalización. Ambos grupos pasan por una fase de choque emocional, con crisis de la propia autoestima.

 Al ingresar en el hospital el paciente penetra en un ambiente desconocido cuyas normas de funcionamiento debe aprender. Como toda institución, el hospital posee redes y dispositivos para hacerlos cumplir. La complejidad del mundo clínico, el tratamiento simultáneo de un gran número de personas y los criterios de eficacia asistencial e investigadora, hacen necesario el respeto de la reglamentación hospitalaria. Ello supone para el paciente una cierta deshumanización.

Su vida tiene que sujetarse a un horario fijo, comidas, medicación, turnos de baño, horas de sueño, visitas, etc…En ocasiones, el número de la cama sustituye al propio nombre. Todo esto dentro un trato amable pero aséptico e impersonal, con vistas a no establecer diferencias entre los ingresados Pronto conoce el paciente que debe estar siempre a la disposición de médicos y personal sanitario, lo cual limita sus movimientos.

Como si su organismo fuera propiedad privada del hospital, es sometido a análisis, exploraciones y observaciones, muchas veces sin suficiente información y sin contar con la opinión y pudor del paciente. El ingreso supone separación de la familia, del ambiente laboral y comunitario, de los objetos que está acostumbrado a manejar. Supone la suspensión de los roles diarios que conoce y en los que se siente seguro.

La enfermedad supone pérdida de independiencia con sentimientos de impotencia y frustración. En términos psicoanalíticos representa una herida narcisística y afecta a la creencia íntima de que uno puede controlar el propio destino e influir a voluntad en lo que le rodea.

Estar enfermo significa tener que ponerse en manos del experto. El paciente puede entonces otorgar al médico una omnipotencia irreal y culparle, por tanto, del curso no favorable de sus dolencias, de igual modo que los niños pequeños hacen con sus padres. Manifestaciones del tipo:”pensé que lamedicina estaba más avanzada”, o “yo creo que el doctor tal no se tomó todo el interés…”, son expresiones de esta esperanza frustrada de omnipotencia fantástica que se deposita en los médicos. 

Si un paciente es hospitalizado en estado grave, su relación con el personal sanitario es de dependencia total. Necesita ser alimentado, aseado, al modo que las madres hacen con sus hijos. Por su delicada situación, los problemas planteados por el paciente son perfectamente tolerados. Se le pide solo que se deje cuidar. Se produce así una regresión. El paciente vuelve a un tipo de conducta primitivo que reproduce los sentimientos y actitudes de la primera infancia. La regresión tiene lugar, sin carácter patológico, en estados de gravedad y de tensión psicológica insuperable. Es una estrategia psíquica defensiva en situaciones difíciles, por medio de un regreso a formas de conducta anteriores en el desarrollo que en su momento resultaron eficaces.

Cuando la mejoría aparece, el personal sanitario estimula y exige al paciente la independencia progresiva. Así va adquiriendo la confianza suficiente para abandonar la regresión. Esta secuencia de reacciones adaptadas. – regresión primero y actividad después- es la más frecuente y aceptada en el medio hospitalario.
Sin embargo, la regresión no es exclusiva del paciente grave. Se presenta en todos los pacientes, en mayor o menor grado, y es índice de la angustia que despierta en ellos la enfermedad. En ocasiones esta regresión es rechazada por médicos y enfermeros, que juzgan fuera de lugar las demandas afectivas planteadas por el paciente. Se interpretan como caprichos, aprensión… Se les niega la atención psicológica de que gozan los pacientes graves bajo el criterio de que su estado físico no justifica tales demandas. Hay aquí un problema importante: lo que considera el médico que debe ser la atención al paciente, y lo que considera éste al respecto. Cuando la regresión es incomprendida y rechazada aparecen las reacciones de inadaptación.

(Fuente Luis M. Iruela Cuadrado)

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Sin categoría

Mujer, Nobleza y Poder entre flores

El pasado jueves 28 de noviembre se abrió al público la exposición Mujer, Nobleza y Poder organizada por el Archivo Histórico de la Nobleza en la sala de exposiciones de este archivo, en el Hospital Tavera de Toledo.

A través de los documentos e imágenes coetáneas que se exponen se podrán descubrir los secretos de la vida cotidiana, las claves de la educación de algunas mujeres, su discreta influencia en la política e incluso su proyección cultural como mecenas de las artes.

La mujer siempre ha tenido un papel capital en nuestra historia común. Aunque la mentalidad medieval relegó a las mujeres a las categorías de madres, monjas o brujas, el Renacimiento y la Edad Moderna alumbrarían un nuevo universo mental. Sin embargo, muchos siglos después todavía se han seguido proponiendo como ideales femeninos, la belleza, la virtud, la virginidad, la santidad y la obediencia al marido y a su familia. De este modo, instaladas en la encrucijada entre Eva y la Virgen María, el Paraíso y el Pecado, esta importante parte de la población fue eclipsada por tutores, padres o maridos.

A pesar de todo, muchas damas nobles, con frecuencia desbordaron el rol misógino tradicionalmente asignado a las mujeres en la familia, el espacio doméstico o el ámbito público, para tomar las riendas de su propia existencia, de su linaje o incluso de todo un estado señorial. Estas, haciendo uso de sus privilegios, pero también de los resortes legales que socialmente les estaban permitidos, fueron capaces de articular sus propios espacios de poder más allá de su ámbito familiar y doméstico. Gobernaron e impartieron justicia como señoras de vasallos, fueron activas mecenas y promotoras del arte. Participaron e intrigaron activamente en la Corte y en la vida política y social de su propia época mediante relaciones sociales y redes familiares que les posibilitaron el acceso al poder y a la Corte como medio de promoción personal y social, algo vedado a mujeres de otros estamentos y nivel económico.
Así, la presente exposición que ahora se podrá admirar en el Archivo Histórico de la Nobleza, en Toledo, pretende ser una mirada en femenino a la existencia de grandes personajes que ostentaron el poder o fueron piezas destacadas en el tablero político de su época. En ella se exhiben 58 documentos originales de Leonor de Guzmán, Beatriz Galindo “la Latina”, Teresa Enríquez, Beatriz de Bovadilla, Juana Pimentel, viuda de Alvaro de Luna, Ana de Mendoza, princesa de Éboli o Josefa Pimentel, condesa-duquesa de Benavente, y de otras no tan conocidas como Catalina de Vargas Carvajal, condesa de Castillejo o Mariana Walstein, marquesa de Santa Cruz.
A través de los documentos e imágenes coetáneas expuestas, se podrán contemplar los secretos de su vida cotidiana, desvelándose su discreta influencia sobre maridos o monarcas, así como las claves de su educación, su trasfondo devoto o filantrópico, e incluso el mecenazgo cultural o proyección en las artes. Se abarca un amplísimo espectro temporal, desde 1307 con un acta de vasallaje entre varias señoras de la villa de Pals (Girona), hasta 1925 con una medalla conmemorativa a la duquesa de San Carlos por la creación del Hospital de la Cruz Roja en Barcelona, hoy Hospital Dos de Maig. Se podrán contemplar concesiones de señoríos como el Palenzuela a Leonor de Guzmán en 1331, planos como el de la capilla de Álvaro de Luna en la Catedral de Toledo sufragado por María de Luna, licencias para leer libros prohibidos a la marquesa de Tolosa en 1793, o las cartas de la Duquesa de Osuna con artistas bajo su patrocinio personal como Moratín, Haydn, Boccherini o Goya.
En suma, un caleidoscopio de espacios de poder, prejuicios, sueños y ambiciones que nos evocan un mundo pasado en el que la mujer no renunció a ser sujeto activo de su propio destino.

http://www.culturaydeporte.gob.es/cultura/areas/archivos/mc/archivos/nhn/exposiciones/exposiciones-temporales1/mujer-nobleza-poder-2019.html

De todas estas mujeres, me he querido centrar en Beatriz Galindo dado que el nombre del Instituto en el que me formé llevaba su nombre y poco o nada sabía de ella.

Galindo, Beatriz. La Latina. Salamanca, c. 1465 – Madrid, 23.XI.1535. Dama de la Corte de Isabel la Católica, humanista.

Es conocida sobre todo por su fama de mujer culta, preocupada por las letras y conocedora de la lengua latina, de lo que le ha venido el sobrenombre. Se ha insistido en que fue preceptora de las hijas de Isabel la Católica, pero parece que su magisterio se limitó a las conversaciones en latín con la Reina. Pertenecía a la nueva nobleza que iba a rodear a los Reyes Católicos. Este grupo apoyó desde el principio las pretensiones de Isabel para acceder al trono de Castilla y, cuando esto se logró, colaboró en la implantación del nuevo programa político de los Reyes Católicos y, en el caso de las mujeres, de forma muy especial en el de la Soberana. Beatriz Galindo tuvo una larga amistad con la Reina, a la que sirvió con fidelidad hasta la muerte de su marido, Francisco Ramírez de Madrid. Al enviudar, Beatriz Galindo se retiró a la villa de Madrid y aquí ejerció un importante mecenazgo religioso llevando a cabo tres fundaciones benéfico-religiosas muy importantes: un hospital, y dos conventos de religiosas, los dos bajo la advocación de la Inmaculada Concepción, culto que Isabel I y las mujeres que formaban la casa de la Reina, que eran íntimas colaboradoras suyas, seguían y potenciaban. Los dos conventos de concepcionistas estuvieron bajo la norma jerónima uno y el otro bajo la franciscana.

http://dbe.rah.es/biografias/10051/beatriz-galindo

http://www.rtve.es/alacarta/videos/mujeres-en-la-historia/mujeres-historia-beatriz-galindo/832713/

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Sin categoría

Guerrero y su legado : “El triunfo de la modernidad”

Desde el 28 de octubre, y hasta el próximo 3 de abril, la Universidad Complutense de Madrid (Biblioteca Histórica “Marqués de Valdecilla”, c/. Noviciado 3, de Madrid), estará abierta una exposición dedicada a la figura del compositor español Jacinto Guerrero (1895-1951).

El propósito es dar a conocer el legado Guerrero, formado por más de doscientas creaciones musicales, que incluyen partituras manuscritas y editadas, materiales de orquesta, apuntes, bocetos y fragmentos de obras pendientes de ser identificadas, y composiciones de diversos autores que fueron de su propiedad. Este patrimonio ha sido donado por su sobrino Juan González Guerrero al Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU) y custodiado en la Biblioteca Histórica UCM “Marqués de Valdecilla”.

Se inaugura hoy la exposición “Guerrero y su legado: el triunfo de la modernidad”

Dejo la letra del tema de la zarzuela “La Rosa del azafrán”, Las Espigadoras:

Esta mañana muy tempranito
salí del pueblo con el hatito *
Y como entonces la aurora venía
yo la recibía cantando como un pajarito:
Esta mañana muy tempranito.

Por los carriles y los rastrojos
soy la hormiguita de los despojos
y como tiene muy buenos ojos
espigo a veces de los manojos.

¡Ay ay ay! qué trabajo nos manda el Señor
levantarse y volverse a agachar
todo el día a los aires y al sol.
¡ay ay ay! qué memoria de mi segador
no arrebañes los copos de mies
que detrás de las hoces voy yo.

la espigadora con su esportilla
hace la sombra de la cuadrilla
sufre espigando tras los segadores los mismos sudores
del hombre que siega y que trilla
la espigadora con su esportilla

En cuanto suenan las caracolas
Por esos trigos van ellas solas
Y se engalanan con amapolas
Con abalorios y agueripolas *

https://biblioteca.ucm.es/historica/guerrero-y-su-legado-el-triunfo-de-la-modernidad

https://www.plateamagazine.com/opinion/7702-la-complutense-presenta-la-exposicion-guerrero-y-su-legado-el-triunfo-de-la-modernidad

Se inaugura la histórica exposición “Guerrero y su legado: el triunfo de la modernidad”

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Sin categoría

Día de difuntos (V) : Cementerio Jardín de Alcalá de Henares

Como cada año, vengo dedicando una entrada a los cementerios en este Día de Difuntos. Hasta ahora lo había editado en mi otro blog, “Creciendo entre Flores”.

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2018/11/01/dia-de-difuntos-iv-solos-antes-de-morir-morir-solos-o-morir-de-soledad/

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2017/11/02/despedidas-iii-en-medio-de-la-naturaleza/

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2016/11/01/despedidas-ii/

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2015/11/01/crisantemos-en-recuerdo-a-las-almas-dormidas/

El Cementerio Jardín de Alcalá de Henares se encuentra a las afueras de la ciudad, en la carretera de Pastrana dirección Loeches.

Como su propio nombre indica, este cementerio tiene la peculiaridad de ser un gran jardín, un pequeño bosque, con su lago incluido. En él podemos encontrar el nexo entre la vida y la muerte representado por las lápidas que se integra con el paisaje verde y florido del cementerio.

Cementerios de Madrid

MªÁngeles Pozuelo