Publicado en Flores, plantas y árboles, Lecturas

Darwin y las orquídeas

Las orquídeas han tenido su espacio tanto en mi otro blog, “Creciendo entre Flores”

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2018/04/01/flores-de-otras-latitudes-xv-cuba-de-la-mariposa-flor-nacional-a-las-orquideas-y-otras-plantas-exoticas/

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2018/10/09/viajando-sin-ir-muy-lejos-cviii-feria-de-orquideas-en-el-parque-botanico-orquidario-de-estepona/

Como en este

https://vivirentreflores.wordpress.com/2018/08/05/flores-de-otras-latitudes-xvi-venezuela-y-su-flor-nacional-la-orquidea-la-flor-de-las-cinco-vocales/

https://vivirentreflores.wordpress.com/2019/01/15/no-te-acostaras-sin-saber-una-cosa-mas-una-orquidea-llamada-vainilla/

Edito esta entrada a propósito de un comentario que me hizo mi hijo Pablo sobre la publicación de Darwin sobre la fecundación de las orquídeas.

La primera planta de la que Charles Darwin se enamoró era una orquídea, que le envió desde Madagascar, su amigo el Almirante Charles Wager.

Fue solo el principio de una extensa labor de investigación en plantas. Mientras su Teoría de la Evolución continuaba despertando todo tipo de críticas por parte de los Creacionistas y los Papistas, Darwin se centraba en la orquídea para estudiar las adaptaciones evolutivas y la variedad de formas.

Después de las orquídeas pasó tiempo luego ocupado con las plantas trepadoras, las plantas carnívoras, para pasar en 1875 al capítulo de la polinización de las plantas en general. Y las formas de las flores. La mayor parte de estos detallados trabajos verían segundas y terceras ediciones o reimpresiones. Y resulta admirable que aún hoy, muchos de los temas de investigación propuestos por Darwin se encuentren plenamente vigentes.

http://es.globedia.com/orquidea-amor-darwin-permitio-seguir-evolucion-apartarse-papistas

https://metode.es/revistas-metode/llibres-revistes-revistes/la-fecundacion-de-las-orquideas-de-charles-darwin-2.html

https://metode.es/revistas-metode/monograficos/el-jardin-de-darwin.html

Otras referencias de interés

http://es.globedia.com/orquidea-amor-darwin-permitio-seguir-evolucion-apartarse-papistas

http://espores.org/es/plantas/la-profecia-de-darwin.html

Cuentos para niños

http://darwin-helena.blogspot.com/

MªÁngeles Pozuelo

Anuncios
Publicado en Envejecer bien, Lecturas

Cómo hacer que te pasen cosas buenas

El pasado domingo venía oyendo en la radio, mientras conducía, una entrevista que hicieron a Marian Rojas Estapé, autora del libro ,“Cómo hacer que te pasen cosas buenas”, que hoy traigo al blog, libro que no he leído aún pero que creo que deja unos mensajes interesantes que espero sean de utilidad a los seguidores del blog.
 
Uniendo el punto de vista científico, psicológico y humano, la autora nos ofrece una reflexión profunda, salpicada de útiles consejos y con vocación eminentemente didáctica, acerca de la aplicación de nuestras propias capacidades al empeño de procurarnos una existencia plena y feliz: conocer y optimizar determinadas zonas del cerebro, fijar metas y objetivos en la vida, ejercitar la voluntad, poner en marcha la inteligencia emocional, desarrollar la asertividad, evitar el exceso de autocrítica y autoexigencia y revindicar el papel del optimismo.
 
Lo que dice la autora
 
La felicidad como una forma de “vivir instalado de forma sana en el presente, habiendo superado las heridas del pasado y mirando con ilusión al futuro”, puesto que “muchos de los trastornos” que padece la sociedad “provienen de la incapacidad para gestionar el presente”. “La felicidad no es lo que nos pasa, sino cómo interpretamos lo que nos pasa”.
 
Se puede aprender a ser feliz. El optimismo es una forma de capturar el instante presente ya que la felicidad no es lo que nos sucede, sino como interpretamos lo que nos sucede. Desde mi labor como psiquiatra pretendo compartir impresiones y pensamientos sobre la medicina, la mente y las emociones; para alcanzar el equilibrio psicológico y emocional que buscamos.
 
 
Algunas otras referencias de interés
MªÁngeles Pozuelo
Publicado en Flores en la pintura y artesanía con flores, plantas y árboles, Lecturas

Los árboles y sus usos (IX) : La madera, el útil, el gesto

Recientemente, dediqué otra entrada a otro libro del mismo autor, Bernard Bertrand, “Vivir sin petróleo”

https://vivirentreflores.wordpress.com/2019/06/23/vivir-sin-petroleo/

Hoy quiero hablar de otro de sus libros a propósito de los usos de la madera en la fabricación de útiles y utensilios cotidianos “La madera, el útil, el gesto”.

La madera, el útil, el gesto…es un libro práctico, un libro a base de una convicción clara y es que podemos cada uno de nosotros realizar hermosos objetos de uso cotidiano en madera como una actividad de ocio activo que además nos enriquecerá nuestra vida y nos permitirá restablecer el vínculo con técnicas y gestos ancestrales. Este magnífico libro ilustrado nos muestra paso a paso como proceder para fabricar diferentes utensilios cotidianos con madera y tener una fuente inagotable de pequeños y grandes placeres. Bastan una pocas herramientas y un trozo de madera para iniciar desde una cuchara hasta un cuenco pasando por un portalápices.

La madera, el útil, el gesto… tiene un subtítulo bien explícito: Guía para la fabricación de objetos cotidianos de madera. Un libro que lleva la impronta de calidad y sensibilidad propia del sello de ediciones de La Fertilidad de la Tierra. Tal y como se explica en el prefacio en esta obra el autor, Bernard Bertrand nos propone reapropiarnos de esta actividad sencilla y alcance de todo el mundo como es la realización manual de objetos pequeños de madera a la manera tradicional a modo de cura de juventud. Recuperar los saberes antiguos (desde la alfarería, la cestería, la forja, etc.) como lo es el trabajo con la talla de madera nos permite expresar nuestras pulsiones creadoras.

Un libro escrito e ilustrado a partir de la propia vivencia del autor por eso más allá de satisfacer esta condición de apreciar el trabajo manual y de adentrarse en el corazón de la madera para sacarle la mejor funcionalidad hay mucho más como detalla el propio autor en la introducción:

“El utillaje puede ser rudimentario y reducirse a una navaja; también podemos ampliarlo y convertirlo en el taller del maestro Geppetto (que por cierto el 2012 es el centenario de la obra Pinocho, la talla de madera que cobra vida!). El recurso, la madera, es omnipresente: se trata de pequeños trozos de madera. Éstos nos remiten a nuestros orígenes: ¿cuál era el principal recurso del que disponían nuestros abuelos, en nuestras comarcas templadas? ¿Una materia renovable, fácilmente accesible, fácilmente transformable, al mismo tiempo fuente de energía y material básico de un montón de objetos cotidianos o, por el contrario, heteróclitos, comunes o escasos y preciosos? La respuesta es tan sencilla como la pregunta: la madera”

http://www.terra.org/categorias/libros/la-madera-el-util-el-gesto

https://www.lafertilidaddelatierra.com/los-libros-todos/todos-los-libros.html?error=404

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Lecturas

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal

Stefano Mancuso insiste en que debemos inspirarnos en el reino vegetal para afrontar los retos que amenazan la vida de este planeta. Deberíamos entender que nuestra propia vida depende de las plantas. Lo que comemos, lo que respiramos, todo nuestro planeta depende de ellas. Sin las plantas el planeta Tierra sería como Marte. Las plantas son el principio divino de este planeta.

Me pasa de nuevo mi amigo Ramon algunos enlaces referentes a esta publicación de …..

Me ha traído a la mente la imagen de un jardincillo en La Sierra de Gata del que ya hablé en su día, cuyo dueño pone música a las plantas para que se desarrollen mejor.

https://vivirentreflores.wordpress.com/2019/04/28/un-jardin-vecinal-mas-amor-mas-vida/

Descubrir que las plantas adoptan comportamientos altruistas es una novedad excepcional, porque deja entrever dos posibilidades, ambas revolucionarias: o bien las plantas son organismos mucho más evolucionados de lo que creemos, y por eso son altruistas, o bien el altruismo y la colaboración son propios también de las formas de vida más primitivas, en las que siempre se había creído que imperaba la pura competencia y la ley del más fuerte. (p. 83)

Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal / Stefano Mancuso, Alessandra Viola

https://www.lavanguardia.com/lacontra/20190624/463063232452/debemos-cubrir-nuestras-ciudades-de-vegetacion.html

https://www.nytimes.com/es/2019/06/23/stefano-mancuso-reino-vegetal/

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Lecturas

Cinco lecciones de Murakami para la vida

Hace ya bastante tiempo me regaló mi amiga Francesca un libro de Haruki Murakami, “Tokio Blues”. Ella me descubrió al autor. Hace unos días, otro amigo, Ramon, me descubre este editorial del País Semanal del que salen estas enseñanzas que quiero compartir con los seguidores del blog.

Además de ser un adictivo entretenimiento para millones de lectores, las novelas de Haruki Murakami, el autor japonés, permiten extraer claves para vivir mejor.

Veamos de qué manera, entonces, su lectura nos enseña a vivir

La soledad es la mejor vía del conocimiento

El mundo es imprevisible

No busques un sentido

Si sobrevives al caos, ya has ganado

El orgullo y el miedo nos quitan lo mejor de la vida

https://elpais.com/elpais/2019/06/26/eps/1561540814_571709.html

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Lecturas

Vivir sin petróleo

Este libro es fantástico como todo lo que escribe Bernard Bertrand, su autor, y todo lo que edita la editorial “Fertilidad de la Tierra”.

Hace apenas 70 años, el petróleo y sus innumerables derivados aún no estaban omnipresentes en nuestra vida cotidiana como han llegado a estarlo. Hoy es algo que parece imposible, pero hasta no hace mucho tiempo las bolsas y los embalajes se hacían de cestería, la vestimenta se tejía principalmente de cáñamo, lino o algodón, los cubiertos de mesa eran de madera, los juguetes se hacían con recursos de la flora local, y ni siquiera las tetinas de los biberones eran de plástico.

Los recursos vegetales eran entonces indispensables en el día a día, y además de ser renovables y locales, siempre estaban a nuestra disposición. Ortiga, hiedra, bambú, saponaria, carrizo, algodón, caucho, cerezo silvestre… Especie tras especie, iréis (re)descubriendo cómo estos vegetales nos han permitido vivir sin petróleo durante milenios. Algo sobre lo que reflexionar para el futuro.

Otros libros del autor que iré trayendo al blog

  • “Apicultura respetuosa con las abejas”
  • “La madera. El útil. El gesto”
  • “Cocinar con plantas silvestres”
  • “Plantas para curar plantas”

Otras referencias de este libro

http://vidasana.org/noticias/libros-vivir-sin-petroleo-o-como-salvarnos-del-plastico

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Lecturas

Un jardín especial

En mi blog profesional ya había dedicado un espacio al Jardín del Hospital Nacional de Parapléjicos y al papel que cumple en la rehabilitación

https://afrontandolesionmedular.blogspot.com/2017/09/un-jardin-para-la-rehabilitacion.html

Hoy dedico esta entrada a raíz de la publicación de mi tercer libro cuya portada, dibujada por Mariano Rivera, es un buen reflejo de ese jardín que tanto beneficia a pacientes, familiares y profesionales.

Dejo aquí un pequeño resumen de las plantas del Hospital

Árboles del entorno del Hospital

Cuando nos adentramos en el recinto y antes de llegar a la primera rotonda nos reciben las arizónicas que limitan la finca donde se encuentra ubicado el Hospital. Arizónicas y moreras, negra y blanca, se dan la mano en ese espacio.
Tras pasar el helipuerto, hay una rotonda antes de alcanzar el edificio dedicado a Investigación. En dicha rotonda, hay una agrupación de arces formando círculo.
Olmos, cipreses, chopos, encinas, olivos, arces negundos, son algunas de las especies  del entorno.
La mayor densidad de árboles corresponde al olivo, especie que se encuentra ubicada la mayor parte en el espacio habilitado para aparcamiento.
El plátano de sombra es el árbol que, como su nombre indica, da sombra al quiosco-bar. Esta especie sufrió una dolorosa tala a raíz de que un fuerte vendaval tirara algunos ejemplares. Por fortuna solo afectaron a algunos de los vehículos aparcados en la entrada del Hospital. La tala se hizo con fines de seguridad para evitar posibles daños personales si se repetían las condiciones atmosféricas.
Existe una agrupación de Olmos en las inmediaciones del embarcadero, así como algún Álamo blanco
Existe un grupo de aligustres de un porte considerable en las inmediaciones del aparcamiento cerca de la antigua lavandería y de las máquinas de reciclado de papel.
Hubo un Magnolio cerca de la RMN que hubo que condenar cuando se acometieron las obras para instalar la misma.
El Cedro que hay en la espalda trasera, en el acceso de lo que fue el antiguo gimnasio, también es un ejemplar singular.
Cabe destacar igualmente el Olivo centenario junto al almacén.
Árboles singulares
En el libro Plantas singulares de la ciudad de Toledo” se habla de un Tilo que había antes de llegar a la zona que hoy ocupa el helipuerto del Hospital como uno de los ejemplares destacados. Fueron dos los tilos ejemplares que hubo que talar por diversos motivos. Del primer tilo cuentan que los lugareños cruzaban el río en barca (cuando aún no se había construido el puente) para recoger tila para las infusiones.
Otros ejemplares desaparecidos a causa de obras fueron los 3 Abedules que había en el jardín donde hoy se encuentra la RMN.
Plantas que forman setos
Berberi y atiplex
Arbustos
Hibiscos

En el recinto del Polideportivo Rafael del Pino

Es una lástima que no sea transitable la zona del jardín que bordea el Polideportivo en su margen de la ribera ya que hay algunas especies interesantes como son : El Naranjo de Osage (originario de Luisiana) y la Kolreuteria Paniculata, comúnmente conocida como “el árbol de los farolillos” que actualmente la podemos ver florecida. Es esa “mancha amarilla” que se ve en el paisaje.
Debajo del letrero que da nombre al Polideportivo, podemos apreciar la exuberante lonicera, conocida vulgarmente como madreselva.
Cabe destacar también una agrupación de Plumeros.

Lo que nos pasa desapercibido
Son muchas las plantas y especies que pasan desapercibidas a la mayoría de los paseantes. Me refiero a un sinfín de plantas útiles como la aenea, retama o escoba; comestibles como la achicoria, el espárrago, los cardos y cardillos, las collejas, la rúcula, el hinojo, el altramuz, la malva y el palodú o tintóreas como la rubia.
Parece que se han perdido algunas costumbres como la de los jubilados que se acercaban a la ribera en busca de palodú.
Algunas aromáticas
La lavanda y el romero son las más conocidas y junto con las adelfas, conforman el entorno del edificio nuevo y que podemos ver en esta contraportada del libro dibujada por Encarna Coma.
Flores ornamentales
Rosas
Otras especies
Amapolas, siemprevivas, hipecoum, gamón o asfódelo, bursa pastori, crisantemos.
Excepcionalmente, se pueden encontrar algunas especies de orquídeas silvestres.

El embarcadero

En las inmediaciones del embarcadero encontramos sauces, tarays, espadañas, juncos, aeneas, retamas o escobas.

MªÁngeles Pozuelo