Publicado en Flores en la pintura y artesanía con flores, plantas y árboles, Flores, plantas y árboles

Herbarios imaginados : Entre el arte y la ciencia

Una original muestra, que reúne la obra de 25 artistas actuales y la hace dialogar con los fondos de los museos científicos de la Universidad Complutense.  Una exposición fruto de la colaboración entre un equipo de la Facultad de Bellas Artes, los conservadores y directores del Herbario de la Facultad de Biológicas, el Museo de la Farmacia Hispana y la Colección de Drogas de la Facultad de Farmacia, la Biblioteca de la Facultad de Bellas Artes y la Biblioteca Histórica Marqués de Valdecilla.

Herbarios imaginados. Entre el arte y la ciencia se puede visitar entre el 17 de enero y el 31 de marzo en c arte c (Centro de Arte Complutense), Avda. Juan de Herrera, 2. (Planta baja del edificio del Museo del Traje), de martes a sábado de 10:00 a 19:00 horas, domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas, permaneciendo cerrada todos los lunes.

El Centro de Arte Complutense acoge ‘Herbarios imaginados’, una exposición entre el arte y la ciencia

https://www.ucm.es/cultura/c-arte-c

https://www.iberianpress.es/noticia/herbarios-imaginados-entre-el-arte-y-la-ciencia/28771

 

http://eventos.ucm.es/45563/detail/herbarios-imaginados.-entre-el-arte-y-la-ciencia..html

https://elpais.com/elpais/2020/01/17/album/1579264122_012482.html#foto_gal_1

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Flores, plantas y árboles

Un arce, dos arces, tres arces

Aunque no soy una experta botánica sino una entusiasta de las plantas, las flores y la naturaleza, hoy os traigo unas cuantas especies que voy conociendo de arces

  • Acer Palmatum
  • Arce Pseudoplátano
  • Arce Nagundo
  • Arce de Montpellier

      

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Flores en la pintura y artesanía con flores, plantas y árboles

Flores computarizadas

The Painting Fool (TPF) se define a sí mismo como un programa con aspiraciones artísticas, cuyo objetivo es ser considerado algún día como un artista autónomo por derecho propio. Su creador es el catedrático británico en Creatividad Computacional Simon Colton, que comenzó este proyecto durante su etapa docente e investigadora en el Imperial College de Londres. TPF fue creado para manifestar comportamientos que pudiesen considerarse hábiles, apreciativos e imaginativos. Sus obras han sido expuestas en galerías reales y virtuales de todo el mundo. Las ideas que culminaron en TPF se han utilizado para abordar nociones filosóficas como la emoción y la intencionalidad en inteligencias no humanas. El proyecto ha impulsado varios aspectos técnicos en el campo de la informática, en términos de combinación de inteligencia artificial, gráficos, visión artificial, aprendizaje automático y tecnologías de procesamiento del lenguaje natural. Hace años que TPF despierta gran interés en la prensa, lo que ha facilitado la divulgación científica y un sano debate público sobre la creatividad computacional, todo ello incluso antes del reciente furor mediático alrededor de la inteligencia artificial. Este contacto con la prensa y el público ha ido a su vez influyendo y dando forma a su obra.

«The Painting Fool puede considerarse un pionero en el campo de la inteligencia artificial aplicada a la creatividad y a la pintura»

https://metode.es/revistas-metode/metodart-es-2/creatividad-artificial.html

http://www.thepaintingfool.com/about/

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Flores en la pintura y artesanía con flores, plantas y árboles

Flor seca prensada (XXXII) : Un buen comienzo para una nueva década “un paisaje invernal”

Algunas de las ideas recientes

He cerrado un año y comenzado otro entre flores secas.

https://vivirentreflores.wordpress.com/2019/12/08/flor-seca-prensada-xxx-tarjetas-navidenas/

Voy generando nuevas ideas y nuevos paisajes al tiempo que reciclo material incorporando flor seca en aquellos diseños predeterminados.

Aprovechar una caja de bombones

Aprovechar un envase de colonia

Montar un cuadro infantil aprovechando un calendario del pasado año

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Flores, plantas y árboles

Cien Pimpinelas maior, cien huevos

Descubrí a esta mariposa, Hormiguera de lunares, en un documental y me resultó curioso que tendiera a poner sus huevos sobre una planta tan común, Pimpinela, planta que he secado en no pocas ocasiones.

Hormiguera de lunares o Phengaris nausithous

Sus altas y llamativas flores destacan entre la hierba de prados encharcados de montaña, donde suele crecer esta planta que sirve de alimento a una de nuestras mariposas más escasas y amenazadas, la Phengaris nausithous.

http://butterflies-dragonflies.blogspot.com/2017/03/sanguisorba-officinalis-pimpinela-mayor.html

http://biomoncayo.blogspot.com/2014/09/maculinea-arion-hormiguera-de-lunares.html

https://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/03/ciencia/1199384469.html

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Flores, plantas y árboles

Los agrimensores romanos

¿Quiénes eran los agrimensores romanos?

La historia de la división de tierras ha ido siempre acompañada por la agrimensura. Esta rama de la topografía se practicó desde la Edad de Bronce, si aceptamos las conclusiones de los arqueólogos británicos que estudiaron un inmenso parcelario ordenado en hazas en las llanuras de Dartmoor, en Cornualles, que dataron entre el 1700 y el 1400 aC. Para hablar de agrimensura romana, hay que dar un salto de mil años y situarse al final del siglo V y el comienzo del IV aC en Italia, cuando hallamos los primeros restos de divisiones agrarias alrededor de Roma, en los montes Sabinos, en Etruria y en el Lacio.

Los agrimensores cartografiaban los agri (sg. ager), lo que se ha traducido normalmente por «territorio». Sin embargo bajo este nombre debemos incluir realidades extremadamente variadas. 

Pero existe otra faceta del trabajo del agrimensor, aún más ligada al terreno, como es cartografiar el asentamiento de las divisiones agrarias que el agrimensor debe proyectar sobre el suelo, o registrar las señales del amojonamiento, incluyendo las tierras donde no traza ninguna división en cuadrículas. 

Hay que decir, para empezar, que, con unas herramientas bastante elementales, los agrimensores romanos obtuvieron unos resultados excelentes y realizaron unas proyecciones de cuadrículas sorprendentes por su rigor. Se puede ver aún en algunas regiones del mundo que fue romano, empezando por Italia, donde el paisaje agrario ha perpetuado formas remarcables originadas en estas operaciones de agrimensura. 

Pero la tarea de los agrimensores no se limita a reducir el mundo a una medida única, a dividirlo mediante cuadrículas que lo uniformaban cada vez más. Más bien la tarea tenía por objeto establecer un sistema de correspondencias entre las realidades agrarias locales, muy diversas de un lugar a otro del mundo romano, y las representaciones romanas codificadas. Dicho de otro modo: en la mayoría de los casos, el agrimensor no rehace el mundo con una división cuadricular nueva, al contrario, intenta comprender el mundo «indígena» y registrarlo, lo que no le resulta nada fácil. Lo que se llama el corpus de los textos de agrimensura (textos gromáticos, del nombre de la herramienta de agrimensura, el groma) comprende, en realidad, dos grandes partes. En una se explica cómo dividir un territorio en cuadrículas a fin de instalar colonos en él. La otra, tan larga como la anterior, se ocupa de la agrimensura de tierras en las que el agrimensor no crea divisiones sino que registra las posesiones.

https://metode.es/revistas-metode/monograficos/los-agrimensores-romanos-cartografos-de-territorios.html

MªÁngeles Pozuelo

Publicado en Viajes

Viajando sin ir muy lejos (CXLVI) Colindres (Cantabria)

Hace unos días me encontré con un escrito mío del año 2013 en el que hablaba sobre esta casa de Colindres, Villa Luz, que ahora, tras documentarme, se que ha generado mucha polémica y litigio y que parece que por fin va a poder cerrar un capítulo en la historia de la localidad pasando esta casa al Consistorio para reformarla y dedicarla a un Centro de Mayores.

El palacete Villa Luz de Colindres será en un centro integral de mayores

“Un jardín encantado : La casa de los sueños de Colindres”                      

Ayer acompañé a Alfonso a pasar revisión al coche a Colindres. Mientras esperábamos dimos un paseo. Antes de entrar al pueblo, a mano izquierda, uno se encuentra con una casa de ensueño, en el marco de un jardín que parece encantado, donde el tiempo se ha detenido. Si supiera dibujarla, lo haría. En su día debió de estar pintada de grises y azules, colores que aún conserva aunque ya desvaídos.

Tiene dos escalinatas de acceso y cuando uno se aleja de ella se ve una torre que corona la casa.

Me pregunto qué historias se habrán vivido en ella y qué personajes la habrán habitado. En una de las fachadas hay adosada una alarma para disuadir y evitar tentaciones de hacerse con el inmueble. A juzgar por el candado y las cadenas que cierran la verja principal, pareciera que nadie ha accedido a ella desde hace muchos, muchos años. En contraste, el jardín se conserva espléndidamente. Hay un plátano común gigante y enfermo como todos los de Cantabria, dos majestuosos magnolios , palmeras y un árbol que debe pertenecer a la familia de los ficus. (20/8/2013)

MªÁngeles Pozuelo