Publicado en Envejecer bien, Lecturas

La ciencia de la larga vida

Dejo algunas de las recomendaciones que Valentín Fuster y Josep Corbella recogen en “La ciencia de la larga vida”. Creo que la mayoría de las personas con una dosis de conocimiento y unos cuantos años a nuestra espalda, sabemos lo que es bueno para nuestra salud y lo que debemos hacer para vivir mejor y, si se puede, vivir más con calidad de vida. Ahora bien, no se si realmente desarrollamos conductas y hábitos saludables que, como bien dicen los autores, no hay que dejar para el final de la vida cuando le “vemos las orejas al lobo” o “cuando las barbas de nuestro vecino vemos pelar”. En palabras de Valentín Fuster : “La vejez se puede empezar a “controlar” desde el nacimiento”.

descarga

“la vejez no necesariamente ha de ser vista como una etapa de declive inexorable”

A nivel emocional, a partir de los 50 la mayoría de las personas se sienten más felices y con más plenitud“, apunta Corbella, quien subraya que no se puede hablar de un menor rendimiento intelectual, pues “algunos tipos de inteligencia empeoran, pero otros mejoran, como los basados en la experiencia, que te permite contemplar aspectos sutiles; o la capacidad de interpretar emociones en las caras de los demás”.

A juicio de Fuster, se debe comenzar por el cerebro, “pensando en la necesidad de cuidarse”; luego, actuando en familia, en comunidad, porque “la acción debe ser de conjunto y debe haber una motivación especial para tener en el futuro más calidad de vida”; y, finalmente, tener claro que “el ejercicio es fundamental”.

No menos importante es, según el cardiólogo, “tener conciencia de una misión en la vida, que tiene que ver con la actitud de tener algo que hacer por alguien o por alguna causa”.

Enlaces de interés

http://www.antena3.com/noticias/cultura/el-cardiologo-valentin-fuster-da-consejos-para-vivir-mas-y-mejor-en-su-nuevo-libro-la-ciencia-de-la-larga-vida_20161128583c42b40cf264101b1ba402.html

http://www.lavanguardia.com/ciencia/20161127/412172605195/sexo-edad-la-ciencia-de-la-larga-vida-valentin-fuster-josep-corbella.html

http://www.sabermas.umich.mx/archivo/secciones-anteriores/articulos/40-numero-5/81-larga-vida-iuna-realidad-o-promesas-de-la-ciencia.html

http://www.rtve.es/noticias/20161205/valentin-fuster-vejez-se-puede-empezar-controlar-ya-desde-nacimiento/1450423.shtml

Aprovecho para recomendar otros libros muy saludables y sugerentes

Lecciones de vida

lecciones-vida

Todos nos hacemos esta pregunta en algún momento. La tragedia no es que la vida seacorta, sino que a menudo comprendemos demasiado tarde lo que es realmente importante. En Lecciones de vida, Elisabeth Kübler Ross que nos enseñó a ver la muerte de una forma más natural se une a David Kessler para conducirnos a través de las lecciones prácticas y espirituales que debemos aprender para vivir la vida en su máxima plenitud.
Tras muchos años de trabajo con enfermos terminales, los autores han comprobado que ciertas lecciones se repiten una y otra vez. Algunas de ellas pueden ser difíciles de aprender, pero el simple intento de comprenderlas es profundamente gratificante. En este libro, desde la lección del amor hasta la lección de la felicidad, los autores nos revelan con sencillez y hondura la verdad acerca de nuestros temores, nuestras ilusiones, nuestras relaciones y, sobre todo, nos invitan a apreciar todos y cada uno delos momentos de la vida

 

https://es.scribd.com/doc/141811008/Lecciones-de-Vida-Elizabeth-Kubler

La ciencia del bienestar

la-ciencia-del-bienestar

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el bienestar no consiste en ser feliz. Tampoco se trata únicamente de gozar de buena salud o de tener éxito. Y, desde luego, no se limita al buen estado físico o a la comodidad. Si nos esforzamos por conseguir cualquiera de estos privilegios por separado, lo más probable es que solo consigamos frustrarnos y sentirnos fracasados. Para alcanzar el bienestar debemos ser capaces de interconectar cinco elementos esenciales en los que se basa el bienestar: el bienestar profesional, el bienestar social, el bienestar económico, el bienestar físico y, por último, el bienestar comunitario.
Si alguna vez has comprado libros, has visto vídeos o has asistido a cursos que prometen ayudarnos a hacer dinero, perder peso o mejorar nuestras relaciones, te habrás dado cuenta de cómo un enfoque intensivo en una única área puede actuar en detrimento de tu bienestar general. Solo tienes que pensar en cuánta gente dedica una cantidad excesiva de tiempo y energía a su trabajo a costa de sus relaciones personales. El bienestar se basa en la combinación, por tanto, de los cinco elementos citados, que en definitiva consisten en nuestra satisfacción con lo que hacemos cada día, la calidad de nuestras relaciones, la confianza en nuestro estado financiero, nuestra buena salud y el orgullo con el que asumimos cómo hemos contribuido en nuestras comunidades. Y, lo más importante, se basa en cómo esos cinco elementos interactúanentre sí.
El primer elemento se basa en cómo empleas tu tiempo o, sencillamente, en cuánto te satisface lo que haces cada día: tu bienestar profesional. El segundo trata de la importancia que el amor y las relaciones tienen en tu vida: tu bienestar social. El tercero alude a la gestión eficiente del aspecto financiero de tu vida: tu bienestar económico. El cuarto se refiere al hecho de tener buena salud y energía suficiente para realizar las tareas cotidianas: tu bienestar físico. El quinto elemento, por último, abarca el grado de compromiso que tienes con el ámbito en el que vives: tu bienestar comunitario.
Mientras que al 66 % de la gente le va bien al menos en una de estas áreas, solo el 7 % triunfa en las cinco. El hecho de luchar por cualquiera de estos aspectos de forma exclusiva, como hacemos la mayoría de nosotros, perjudica nuestro bienestar y afecta a nuestra vida cotidiana. Cuando afianzamos nuestro bienestar en cualquiera de estas áreas, podemos tener días buenos, e incluso años y décadas, pero no sacaremos el mayor partido a nuestras vidas si no lo conseguimos en las cinco al mismo tiempo.

MªÁngeles Pozuelo

Anuncios

2 comentarios sobre “La ciencia de la larga vida

  1. Muchas gracias MªAngeles por esta entrada tan interesante, para abrirnos a más conciencia y menos drama en la etapa de la vida que parece más vulnerable.
    Los libros de Elisabeth Kübler Ross, fueron los que primeros que compré hace 25 años y que me abrieron a mas entendimiento acerca de la muerte y el acompañamiento.
    Siempre aportándonos sabiduría con tus entradas. gracias, gracias, gracias.

    Me gusta

  2. Hay que vivir el momento y no temer la muerte. Eso es algo que todos tenemos asegurado y puede llegar cuando uno menos se lo espera pero no se puede vivir con la espada de Damocles . Además, tendemos a sufrir por adelantado por cosas que tal vez no sucedan.

    Gracias, Maria Ángela, por acompañarme en este viaje que es la vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s