Publicado en Flores y árboles

Hemos perdido los olores naturales

Sin darnos cuenta hemos perdido los olores naturales, las calles ya no huelen a árboles ni a Otoño. Esta tarde dando un paseo pensé en ello porque los perfumes de hombres y mujeres me axfisiaban. No se cómo han podido proliferar esos negocios, esas inmensas perfumerías. Es un mundo prescindible del que no se prescinde y no me explico cómo algunas familias gastan tanto en cosmética a expensas de alimentarse mal.

Mientras escribo esto  recuerdo un ocurrente comentario de unos de mis cuñados, Juan, ya fallecido. En la franja horaria nocturna de mayor audiencia, en la que la publicidad podía llegar a las mujeres, se anunciaban los perfumes y desodorantes. El la llamaba “La hora de las pestosas” porque decía que pareciera que las mujeres olieran mal y debieran de disimular su mal olor perfumándose de arriba a abajo.

Si me retrotaigo a la infancia, aparte de aquella colonia familiar que comprábamos a granel en la “droguería”, apenas había perfumes y mucho menos desodorantes y ambientadores.

En creciendoentreflores dediqué una entrada a los ambientadores naturales

ambientadores-2

https://creciendoentreflores.wordpress.com/2016/07/03/ambientadores-naturales/

Me gustaría recuperar en mis paseos el olor a :

  • jazmín
  • dondiego
  • romero
  • madreselva
  • melia
  • acacia
  • magnolio
  • azahar

No obstante, creo que debo remitirme a algunas investigaciones y no quedarme en mi simple parecer

Es cierto que los estudios dedicados a la percepción olfativa en nuestro país son muy escasos; el análisis del olfato dentro del entramado socio-histórico ha gozado de mayor predicamento en Francia. Fue la Escuela de los Annales, tan polémica para los historiadores marxistas, la que favoreció el estudio de la historia y antropología de los sentidos: Lucien Febvre, en su obra (1942) alertó sobre la necesidad de analizar el papel de los sentidos en la reconstrucción social.
Con este sugerente título : Del Almizcle al agua de Colonia pretendo ilustrar el cambio de percepción olfativa experimentado por una parte de las élites dieciochescas de la Europa occidental, un cambio que se inserta en el proceso de la civilización de Norbert Elias y que propició fenómenos de amplio alcance como el proceso de desodorización en el siglo XVIII o la construcción, ya en el siglo XIX y por parte de la burguesía, de representaciones sociales mediante parámetros olfativos en función del buen o mal olor.

La habilidad de experimentar una emoción, como la atracción física, surge de la capacidad de nuestro cerebro de procesar olores.

Los creadores de grandes perfumes lo tienen muy claro: Desde los comienzos de la alquimia de los perfumes, los creaban compuestos con feromonas de origen animal como el ambar gris o el almizcle diluidos en esencias florales. En los tiempos actuales, estas feromonas han sido sustituidas por imitaciones hechas de forma totalmente sintética.  El éxito de una nueva creación, radica en la capacidad de despertar la atracción en el sexo opuesto mediante la utilización de la feromona sintética o animal adecuada mezclada con el aroma perfecto para la creación de ese perfume.

En relación a la influencia del olor para atraer más o menos al público masculino, deseo contarte acerca de un interesante estudio realizado por Neurocientíficos de la Universidad de Rutgers, en New Jersey, en el que obtuvieron la conclusión de que si una mujer se perfumaba para su primera cita con aroma de flores, como el de Gardenia, las probabilidades de que el hombre se sintiera más a gusto y decidiera dar el paso para pedirle una segunda cita se multiplicaban.

Rachel Herz, psicóloga experta en aromas y profesora por la Universidad de Brown, en Providence, encuestó a un importante número de veinteañeras, y de ellas, el 90% de ellasdeclaró que se sentían más seguras y confiadas en sus citas si a ellas acudían tras haberse perfumado. Creo que, el hecho de perfumarnos con cierta frecuencia, tanto las mujeres como los hombres, nos hace sentirnos más contentos, y por lo tanto con mayor ánimo y seguridad en nosotros mismos para atraer al sexo opuesto.

http://www.amarettahome.com/blog/los-olores-de-las-personas-y-su-capacidad-de-atraer/

Para quienquiera profundizar más

http://www.encontradores.com.ar/olfato_web.htm

MªÁngeles Pozuelo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s